Familiar

mediación familiar

Los conflictos familiares conllevan una gran carga emocional.

Los sentimientos que subyacen en la mayoría de los casos, impiden que soluciones impuestas por estamentos o terceras personas, sean percibidas como buenas y efectivas por las partes. Es por eso que, en conflictos familiares, la mediación está absolutamente indicada, dado que permite que sean los protagonistas del conflicto los que se hagan con las riendas del mismo para, con la ayuda de los mediadores, encontrar la solución adecuada, adaptada a sus necesidades.       

Se incluye en este tipo de mediación todos lo que se refiere a conflictos familiares, como por ejemplo:

  • Separaciones,  divorcios y parejas de hecho. Planes de Parentalidad. Régimen económico, alimentos a los hijos, etc.
  • Herencias y liquidación de patrimonios procedentes de las sociedades matrimoniales.
  • Atención de personas dependientes (ancianos, discapacitados, etc.).
  • Relaciones intergeneracionales con dificultades (padres – hijos; retorno a la familia de origen).
  • Relaciones paterno-filiales: patria potestad, obligaciones de alimentos, etc.
  • Relaciones de parentesco: Adopción, acogimiento, tutela.
  • Crisis de comunicación de miembros de la familia.
  • Disputas económicas entre miembros de la familia.
  • Dificultades educativas con adolescentes.
  • Conflictos en la atención y cuidado de miembros de la familia.

   

Call Now ButtonLlámanos
Elige idioma
Abrir chat